jueves, 16 de febrero de 2012

Lo sé.

Un millón de palabras no te traerían de vuelta, lo sé porque lo intenté.  Tampoco un millón de lágrimas, lo sé porque las lloré. Tantas veces quise que me oyeras y ni siquiera hablé, que ahora que escupo miles de palabras sin cesar ya no estás cerca para poderme escuchar. Voy a sonreír como si nada estuviese mal, hablar como si todo estuviese perfecto, pretender que todo esto es un sueño.

2 comentarios:

  1. Que linda entradaaa: )

    PD: Me gusta mucho tu blog, te sigo.. Un besito!

    ResponderEliminar
  2. Me alegro de que te guste, y muchas gracias por seguirme :')

    ResponderEliminar

Escribe lo que te ha parecido, es ahora o nunca.